Romantica

Romantica

Valldemossa. A lo largo de la historia muchos personajes ilustres se han rendido a la cautivadora belleza de estas tierras que, hoy, suman a sus encantos naturales un rico patrimonio cultural que atrae cada año a miles de visitantes. La Cartoixa de Valldemossa, la posesión de Miramar y la casa natal de Sor Catalina Tomàs, la única santa mallorquina, son las principales referencias de un municipio que ha sabido conservar todo su encanto.

Desde siempre, Deià ha seducido a propios y extraños por su belleza natural y la respetuosa integración del hombre en el paisaje. Ramon Llull, el archiduque Lluís Salvador d’Àustria o el escritor y poeta Robert Graves son algunos de los personajes que a lo largo de la historia se han sentido atrapados por esta villa y han contribuido a darle el carácter exclusivo y cosmopolita que la caracteriza.

Puerto de Andratx, antigüo pueblo pesquero, hoy convertido en lugar de veraneo de la gente adinerada del norte de Europa.

Es uno de los Puertos más exclusivos de la isla. Además de un gran tráfico de embarcaciones durante el verano, en el Port d’Andratx hay siempre lugar para buenos restaurantes y lugares de marcha.

Debido a la falta de playa, en el Port d’Andratx no encontramos grandes hoteles que hubiesen convertido este lugar en una zona más masificada. Aunque si hay muchas casas que no dejan huecos en las laderas de sus montañas.
Fácilmente se puede llegar a Sant Elm o Sa Dragonera y también Cala Llamp por nombrar algunos de los rincones cercanos al puerto.